viernes, 10 de julio de 2009

¿Como que eso se queda así?

Aparentemente, cualquiera podría decir que el Verdadero Presidente Constitucional de Honduras, Don José Manuel Zelaya, es como un "pequeño burgués rural", como se decía antes en los círculos comunistas, por ser propietario de haciendas y reses, como no. Pero, lo que nadie sospechaba, fue que un tiempo después de ganar la Presidencia de Honduras, ese hombre con pinta de próspero hacendado mexicano, habría de mostrar una solidaridad hacia su pueblo, entonces inédita. Y eso es, precisamente, lo que no se le perdona desde los "sectores impíos" de su país. Su Misión se transformó, entonces, en cambiar la dirección de la Gran Nave del Estado para bienestar del Pueblo Hondureño. Nada que ver con un oscurantista y violento personaje apodado "Bobby Goriletti", milico en sus años juveniles, hombre siempre de espaldas a su pueblo, de quien ya conocemos su horrible historial que cualquiera puede consultar via Youtube, por ejemplo.

Es evidente, en vista de los acontecimientos ocurridos, que el Presidente Zelaya y sus Verdaderos Aliados han actuado más movidos por el corazón, que por la razón. Era predecible que el viaje de regreso de este domingo habría de fracasar estrepitosamente. Lo extraño, como se ve, es que no se le permita aterrizar aunque tiene "orden de captura" según los ejecutores del "golpe ilegal" en el que está sumergido hasta la coronilla "el negrito ése, que no sabe donde queda Tegucigalpa". Aunque "el pueblo unido jamás será vencido", es una ingenuidad sin sentido pretender que con la sola resistencia popular, sin acciones de fuerza y sin militares que puedan o quieran pronunciarse en contra del "gorilaje", por la razón que sea, se pueda volver a instaurar el Orden constitucional. Habría que darle la razón al Comandante Fidel Castro que llevó a cabo una Revolución usando la fuerza. Y ahí está, sin asomo de intentonas golpistas, ni nada parecido duélale a quien le duela.

Así que, lo que queda, no es precisamente anunciar que Don Mel volverá en tal o cual fecha. ¿Acaso hay que avisarle al contrario lo que uno hace en la guerra?. Debe volver, sí, pero A DIRIGIR el proceso de la Rebelión Popular Constitucional que se ha iniciado y que conducirá a la toma del poder y del retorno de la Democracia Verdadera. Y tal vez deba hacerlo mediante acciones
clandestinas, pues está visto que la solución estilo "cascos azules", aunque
pueda parecer adecuada, a la larga a nada bueno conduce. Ya conocemos el caso de Haití.

Por eso es que, para tener éxito en esta ocasión, nada como aplicar las estrategías de un SunTzu, de Ho Chi Minh o las de Ernesto "El Ché" Guevara de la Serna. Y recordemos aquella máxima: "Guerra avisada no mata soldado". De lo contrario habría que apelar a quienes se encogen de hombros y dicen, con razón o sin ella, que eso "se queda así" y entonces hay que agarrarse de la silla porque después sigue Nicaragua, después...como dicen los nuevos profetas del desastre que parece que le hacen el favor a Goriletti y sus socios, entre ellos, Su Ilustrísima el Cardenal Indigno.

¡QUE NO VUELVAN JAMÁS!

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal