martes, 20 de enero de 2009

¿Que clase de Centro de éste?

Centro Wiesenthal para la Hipocresía Sionista

No pude evitar un sentimiento de indignación al leer en un periódico la insólita noticia de que el Centro Simon Wiesenthal prácticamente ha ordenado a los gobiernos de Argentina y Brasil a denunciar al de Venezuela por violar la "Declaración Contra el Antisemitismo" firmado en el año 2008. No se a cuenta de qué semejante organización se permite dar órdenes a los Gobiernos Soberanos. Debe ser que su Junta Directiva cree firmemente que el "poder judío" de sus banqueros y los inversionistas que mantienen vivo al "Capitalismo Salvaje" les da derecho sobre todos los demás. Que sigan así, que van bien. Pero, veamos de que lado cojea esta ONG que cree tener a Dios "agarrado de la chiva".

Gracias a Internet, sabemos que Simon Wiesenthal, inicialmente fue arquitecto, pero el horror nazis lo convirtió en prisionero en los "Campos de Concentración" donde empezó a tomar nota, como pudiese, de los nombres de quienes participaron en las acciones genocidas y, cuando fue liberado del campo de concentración, "ofreció sus notas sobre los criminales nazis al Ejército de los Estados Unidos" como expresa la Wikipedia en Español. Pero su fama nace de su aparente colaboración para la búsqueda del criminal Adolf Eichmann capturado por el Mossad clandestinamente en Argentina, para ser juzgado en Israel y así cumplir el conocido precepto del Talmud: "Ojo por ojo, diente por diente".

Otro de los logros de Wiesenthal fue la escritura del texto "La misión secreta de Cristóbal Colón" en la que expuso la teoría jamás demostrada de que en realidad Colón era judío y que el motivo verdadero de sus viajes era el pretender buscar algunas de las tribus de Israel en el "Nuevo Mundo". Además de semejante disparate histórico, tal parece que el Sr. Wiesenthal tampoco podía jactarse de ser un hombre honesto en esto de la búsqueda de los jerarcas nazis. Si hasta otro célebre "cazador" llamado Tuviah Friedman acusó a Wiesenthal de ser un mentiroso que buscaba lucrarse a costa del caso de Eichmann. Otros testimonios dicen que mintió descaradamente al falsear las cifras de víctimas judías del Holocausto y sobre la maldad "de las tropas bolcheviques". En fin, que tantas mentiras le sirivieron para glorificarse descaradamente, a costa de quienes habían sufrido tanto o más que él en los terribles "campos de concentración".

La excusa para que este Centro basado en la Mentira y la Hipocresía de un mismo hombre siga existiendo, es la repetición constante de la misma cantaleta de que el "Pueblo de Dios" fue siempre un pueblo victimizado...y en parte es cierto, solo que sus dirigentes "olvidan" muy astutamente los genocidios asiáticos, africanos y de los indígenas americanos de los años terribles de la conquista. Pero aun es más indignante que haya latinoamericanos que militan en las llamadas "sectas mesiánicas" que defienden estos puntos de vista tan torcidos y se solidaricen automáticamente con el Gobierno Homicida Israelí...pese a que los "sionistas", a decir verdad no los quieran en pintura, salvo que les defiendan. Así de simple.

De modo pues, que la fulana "Declaración Contra el Antisemitismo" otorga "patente de corso" para que nuestro gobierno se haga el ciego, el sordo y el mudo ante los crímenes del duo siniestro de Ehud Ólmert y Tzipi Livni. Pues NO, NO PODRÁ SER ASÍ, pues nuestro Gobierno es soberano y también Humanista. ¿Como pedir defender los asesinatos que se cometen por política, para que esos criminales (que ríete de Bonnie y Clyde) sigan en sus puestos dispuestos a matar y seguir matando "en nombre de la dignidad de Israel"?. Se ve que los pregoneros del Holocausto Nazi y sus socios de Centro Para La Hipocresía Sionista se convirtieron en excelentes alumnos de sus antiguos perseguidores. No nos cansaremos de repetir, junto con muchas voces que el Gobierno Nazifascista Israelí solo es la punta del ariete que necesita destruir, bajo la excusa del terrorismo, y con la complicidad del Imperio Equívoco a los países islámicos simplemente para robarles sus riquezas, como pasó en Irak.

Y a todas estas uno se pregunta, ya que "quien calla, otorga": ¿por qué el silencio sepulcral que, ante estos crímenes de lesa humanidad, guardan los reeleccionarios de la Conferencia Escualidiforme Vitalicia como el tal Roberto "Licka" y "Va-a-asaltar de la Porra"?. ¿O es que temen perder sus mal merecidos privilegios si hablan en contra de Israel, que tanto piden no romper las relacciones?.

Entre demonios te veas, o sea.

¡QUE NO VUELVAN JAMÁS!.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal