domingo, 15 de abril de 2007

¡Que vayan a la OEA si quieren! (el caso de RCTVas)

Definitivamente, mi capacidad de asombro no termina en los tiempos de la denominada "Quinta República", pues nunca he visto un Presidente venezolano que desate tantas reacciones encontradas y tantas polémicas como el Comandante Hugo Chávez. Las reacciones adversas pueden provenir de cualquier lado del orbe y, por lo general, uno no hace caso de ellas. Pero la gota que colmó el vaso, es el saber que 18 individuos a quienes podemos calificar de "sátrapas en potencia" o de "defensores de las causas ilegítimas" no han vacilado en ¿pedirle? a Doña Michelle Bachelet que "se pronuncie en la OEA" en contra de las "agresiones" al "pobrecito canal" llamado burlonamente "RCTVas".

Definitivamente, el capital no tiene patria y su gran amigo es la política. El tristemente apodado por Don Alberto Nolia, "Chulo de Bárcenas" no vacila en arrimarse a cualquier instancia, extraterritorial incluso, para pedir protección "por los derechos de los trabajadores" o "por la defensa de la libertad de expresión" cuando, en realidad, se trata de la defensa de sus "derechos de empresario" (¿Y de cuando acá Marcel es empresario?). Por eso, no vaciló en buscar sus propios "Padrinos Mágicos" para que le hicieran la segunda en el Senado Chileno. ¿Y cuales son esos padrinos?. Elemental, estimado o estimada: la más rancia derecha representada por agrupaciones como el Partido Demócrata Cristiano, la Renovación Nacional, la Unión Demócrata Independiente y el Partido por la Democracia; todos ellos, con sus matices, son defensores de los "derechos" del ya afortunadamente fenecido Pinochet. No todo es malo: la bancada del Partido Socialita (PS) que apoyó a la Sra. Bachelet, se opuso. No importan sus motivos, pero se opuso.

Ya sabemos que el Comandante Chávez es un hombre de verbo fácil e impulsivo. No vaciló pues, en calificar de fascistas a los 18 Senadores que prefieren salir en defensa del "Gran Capital", antes que formular y aprobar leyes en favor del pueblo chileno. Creo firmemente que el apelativo de "fascistas" les queda "como anillo al dedo" a esta pila de "bacalaos" entrometidos. Me recuerdan a aquellos que, según Richard Stallman, en su país, son pagados por las grandes corporaciones. Ni duda me queda de ello. Y además, ¿de que hablan estas personas?. ¿Donde estaban algunos de esos senadores (mayores de 40 años, sin duda) cuando Pinochet hacía y deshacía?. ¿Por qué ninguno de ellos denunció ante la OEA, la ONU y la Corte Celestial en pleno las tropelías y amenazas a la libertad de expresión en el suelo chileno, durante esa horrenda dictadura "que entendió al hombre" como dijo cierto cura fascista maracayero, cuyo nombre quisiera olvidar?.

En vista de todo eso, respetuosamente, le diría a esos Senadores que, si quieren vayan y digan misa hasta en el Vaticano y que hablen cuanto gusten en el foro de la OEA, a ver si van a hallar más resonancia que nuestro Presidente cuando le llama "Diablo" al Ídem Mayor de la Casa Blanca.

Es, en ocasiones como éstas, cuando digo "Walter Martínez, ¡cuanta falta haces!".

¡He dicho!.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal