miércoles, 24 de enero de 2007

El cumpleaños del Doctor Caldera

Hoy cumple 91 años el "Doctor" Rafael Caldera y, como una suerte de equívoco regalo, sus "fans" de los sectores de oposición han querido, reinivindicarlo de algún modo. La escritora de oposición, Carolina Jaimes Branger asegura en artículo reciente, que "la historia le hará justicia", aun por encima de los "errores" que cometió. ¿"Errores"?. ¿No será más bien "horrores"?. Pero, demos un pequeño repaso a lo que ha sido la vida de este "prohombre de la Cuarta República":

Rafael Caldera nació en el seno de una familia humilde de origen español. Al quedar huérfano, es adoptado por la acaudalada familia Liscano Rodríguez, gracias a lo cual pudo obtener la educación necesaria. La primaria la estudia en un colegio regentado por jesuitas y luego estudia abogacía y hace doctorados en la UCV, todo en un período de 7 años. Durante ese período, Caldera perteneció a las "Juventudes Católicas Venezolanas" y fundó la "Unión Nacional Estudiantil" (UNE). Pero, no suele decirse, que ésta última era partidaria del ultraderechista y retrógrado Movimiento Falangista Español. El agudo humorista, caricaturista y compositor Leoncio Martínez, en alguna ocasión escribió en su diario "Fantoches" un artículo contra este grupo radical, lo cual le valió su "sentencia de muerte" puesto que, miembros de la UNE (con Rafael Caldera a la cabeza) le propinaron una "soberana paliza" que le llevó a la tumba el 14 de octubre de 1941. Y eso no lo digo yo, lo sostiene un Señor Historiador como el Dr. Vinicio Romero Martínez...Este sería el sino de los años venideros para el "Doctor" Caldera. No ejercer la violencia por sí mismo, sino mediante los demás. No era como en 1948, cuando los mítines del partido fundado por él (COPEI) terminaban a tiros. Y por cierto, alguna vez, se le incautó un revolver en una gira política en el Estado Zulia...

Cuando, en 1958, es derrocada la última dictadura del siglo pasado, llegan regímenes "mejor vestidos, pero no mucho más justos", en palabras de Gabriel García Márquez. El de Caldera no es la excepción. Se hace Presidente según las conveniencias del "Poder Mediático" y del "Poder Empresarial". Al llegar a la Presidencia, continúa la horripilante política represiva de su antecesor, el muy "cristiano evangélico" Doctor Leoni. Puedo señalar el allanamiento de la Universidad que lo vió graduarse y su cierre durante dos años, así como el de las Escuelas Técnicas como sus "grandes logros educativos"...además de arrebatarle a la UCV, el conocido Jardín Botánico. Claro que hubo la "pacificación" guerrillera, pero eso no implica que no se cometieran crímenes y se impidiera que los medios publicaran cosas que molestaran al Gobierno. ¿Que hay del endeudamiento?. Tecnológicamente, continuó la dependencia del exterior y ni hablar de transferencia tecnológica. Mientras en México y Brasil se implantaba la televisión a colores, Caldera negó este avance tecnológico a pesar de que mantuvo a la estatal Televisora Nacional como la "cenicienta" de la TV venezolana.

Para los "chamos" de mi generación, el apellido Caldera era motivo de burlas al mezclarlo con el conocido tema de la "Vaca Lechera" del español Jacobo Morcillo, burlas a las cuales se oponían nuestras retrógradas, derechistas y muy cuartorepublicanas "docentes" (¿?) que ignoraban lo que dijo alguna vez, el Prócer Carlos Soublette acerca de las burlas al Presidente.

Y el segundo mandato, no fue mejor que el primero: llegó a la Silla Presidencial al robarle las elecciones al hoy "fallecido" Andrés Velásquez en 1993. A propósito, a Velásquez no le gusta recordar ese episodio, ¿por que será?... Debemos recordar que, en el aspecto financiero, estalló la crisis bancaria de 1994 producida por los auxilios que él inyectó a bancos que estaban siendo saqueados por sus directivos. Esta quiebra llevó a mucha gente a la ruina y al suicidio. La impunidad de los causantes de esta ruina, aun continúa pues siguen libres por las calles de este mundo.

No se me olvida que "por un error" el dólar, en alguna ocasión, subió en 200 Bs, gracias a su Ministro de Hacienda, Luis Raúl Matos Azócar: un crimen de lesa patria. Se le dió rienda suelta a las ambiciones de los banqueros al permitir a la banca privada y la del Estado cobrar comisiones por cualquier concepto, para que los clientes pagaran los gastos que antes los banqueros sufragaban, los cual los hizo más ricos.

SIDOR, SENECA y la administración de la carretera La Guaira-Caracas, fueron privatizadas a condición de que el Estado pagara indemnizaciones a los compradores si éstos tenían pérdidas. ¿Que creen que pasaría en EE.UU., España o Italia si tal cosa ocurriera?.

Se critica al Presidente Chávez que le quite la concesión al canal RCTV, pero debe ser que hay gente que ignora que su antecesor destruyó a la Televisora Nacional y, en un último gesto antinacionalista, le arrebató su concesión para entregársela a esa "cosa" que se hace llamar Vale Televisión, dirigida por los mismos sectores privados y el Arzobispado de Caracas que han luchado en contra de las políticas de inclusión social preconizadas por la Revolución Bolivariana.

De modo, pues, que los "errores" del Sr. Caldera pueden ser vistos como "horrores" que, en una sola frase, dañaron a la Nación entera. Pienso que ya la Historia lo está juzgando, como el hombre que contribuyó, en suma, a destruir nuestro país. Y quien lo dude, puede ir a la Biblioteca Nacional. Allí están las pruebas. Por último, reconozco la gran cultura y los grados universitarios del expresidente, pero valga el hecho de que El Libertador alguna vez escribió que "El talento sin probidad es un azote". Y vaya que si entre sus oficiales había gente que era realmente un azote. No diré sus nombres...

¿Feliz cumpleaños?. ¡Yo te aviso, chirulí!.

¡Que no vuelvan más!.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal