martes, 26 de diciembre de 2006

Clásico para después de Navidad

Hola otra vez:

Para olvidarnos del horror noticioso de la ejecución próxima de Hussein y los muertos y heridos "por causa" del asueto navideño, les envio una versión que encontré de la famosa carta de Jaimito a San Nicolás o Santa Claus, o como quieran llamarlo. Lo que pasa es que tiene unas palabras...pero hay que relajarse cuando las lean para que no se agobien tanto, ¿ok?. ¡Allá va!:

Querido Santa Claus:
Te extrañará que te escriba hoy 26 de diciembre, pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido desde el primero de mes cuando, lleno de ilusiones, te hice llegar mi carta en la que te pedia que me trajeras una bicicleta, un tren eléctrico, una Nintendo 64 y un par de patines.

Quiero comentarte que me maté estudiando todo el año, tanto que no solo fui el primero de la clase, sino que saque puros veintes en la escuela; no te voy a engañar. No hubo en todo el barrio nadie que se portara mejor que yo con sus papás, ni con sus hermanitos, ni con sus amiguitos y ni con los vecinos. Hacía mandados sin cobrar, ayudaba a los viejitos a cruzar la calle y no habia nunca algo que no hiciera yo por mis semejantes, y sin embargo...¡¡¡ Que cojones los tuyos Santa Claus!!. Es que... ¿dejar abajo del arbolito un puto trompo, una mierda de trompeta y un maldito par de medias?, ¡que cagada!. ¿Que coño te has creido, viejo barrigón?. O sea, ¿que me agarrastes de pendejo todo el año para salirme con una mierda de este calibre. Y no conforme con eso, al maricón del hijo de la vecina, a ese idiota sin educación, malcriado, desobediente que le grita a su mamá, a ese hijoeputa si le trajiste todo lo que te pidió. Por eso ahora quiero que venga un terremoto, para que nos lleve a la mierda a todos, ya que con un San Nicolás tan falso, mejor que nos trague la tierra.

Pero eso si, no dejes de venir el año que viene por que voy a reventar a pedradas a tus putos y sarnosos venados: empezando por ese tal Rudolph que tiene nombre de fascista. Te los voy a espantar para que tengas que joderte caminando y regresar a pie como yo cabrón, ya que la bicicleta que te pedi era para ir al colegio, que queda donde Dios dejó el bolígrafo. ¡Ah! y no quisiera despedirme sin antes mentarte la madre, que te parió. Ojalá que cuando vayas bien alto, se te voltee el puto trineo y te pegues una...bien por ser tan hijoeputa. Pero eso si te advierto que el año entrante vas a saber lo que es un niño maldito, desgraciado y cabrón.

Atentamente, Jaimito.

P.D. El trompo, la trompeta y el par de calcetines, puedes pasar a recogerlos cuando quieras para que te los metas por el culo.


Después veremos que coñ...perdón, que le contestaría San Nicolás a este pobre chamo...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal