domingo, 4 de octubre de 2009

Los vengadores del sufrido pueblo

Mientras pasa el vendaval de noticias contradictorias sobre la muy castigada Patria del General Morazán, decidí desempolvar un documento que escribí hace justo 20 años y que me prometí publicar tan pronto llegara ese aniversario. Venezuela entraba, trágicamente, al infame segundo reinado de Carlos Andrés Pérez, hoy anulado en Miami por un accidente cerebro vascular, pero sin pagar ni él, ni sus cómplices, los muertos que aún debe de sus dos mandatos y con sus ganas aún intactas porque en Venezuela haya otra aventura golpista. Ya hablan de capturarlo mediante la interpol...¿para qué, si ya es un fantasma que apenas puede con él?.

Entonces, tenía yo casi un año de ingresar a CANTV, que sería privatizada 3 años después sin que nadie lo pudiera impedir. Se cuenta que la muy elegante (y hoy exiliada) Irene Sáez Conde, presente en el acto de la entrega de CANTV al capital extranjero, se paró encima de una silla en una sala de reuniones del Banco Central de Venezuela exigiendo a grito pelado que sacaran a los diputados de Causa Radical allí presentes que estaban para intentar impedir la odiosa venta.

Volviendo a este texto, lo hice como práctica improvisada de computación en una de las escasas PCs presentes en el desaparecido departamento de CANTV denominado "Atención y Servicio al Público", que estaba en manos de algún gerente cuyo nombre, prefiero no recordar. Después de usar el procesador de textos más en boga entre quienes estudiábamos informática, WordStar, en una máquina con alguna versión del descatalogado MS-DOS, surgió esta locura de texto que dentro de sí lleva la desesperanza, al ver que "El Caracazo" de fecha reciente, aun continuaba impune y que el Paquete Neoliberal de CAP y los payasos de su circo seguía causando estragos en el pueblo venezolano. No imaginé jamás un intento de golpe de estado, ni menos el surgimiento de un hombre como el Presidente Chávez, pero este texto predijo lo que ahora conocemos como la Red Mercal. Y menos podría yo imaginar que estaba gestándose la revolución de Internet que daría a conocer este mensaje, 20 años después...


Caracas, 27 de septiembre de 1989.

Muy estimados señores nuestros:

Tienen mucha razón Uds. en calificar de CORRUPTA a la supuesta abogada, la Dra. Ibañez, pues en verdad esa mujer jamás prestó sus buenos oficios siquiera para medio salvar el país.

Haremos lo que esté a nuestro alcance para tratar de olvidarla tanto a ella, como a los sinvergüenzas que se pasaron al sector capitalista llámense ellos Pastor Heydra, Germán Lairet u otros que con su negro pasado solo envilecen a la patria en la cual nacieron y en la que, seguramente, no han de morir.

Sabemos que en estos largos meses del Paquete Satánico del señor presidente, a Ud., estimado elector, no le quedará más remedio que aguantar y apretarse el cinturón hasta donde pueda.

En lo que a nosotros respecta, tenga la seguridad plena de que si se vota por la gente adecuada (que somos nosotros, por supuesto) no le defraudaremos y sabremos hacernos partícipes de todas sus nobles iniciativas. Esto no es habladera de paja, ni comercial de televisión. Aún sin que estemos el poder, nos pondremos a establecer mercados populares en los cuales los alimentos se conseguirán a precios más económicos que las gangas que suelen ofrecer los Cisneros, por decirle algo nomás. Aún llegarán otras sorpresas.

Es verdad que esta carta parece escrita por locos escapados de Bárbula, pero más da si las cosas que ocurren aquí no nos permiten reaccionar de otra forma.

Sin más promesas que añadir, nos despedimos.

Atentamente,

LOS VENGADORES DEL SUFRIDO PUEBLO.

Etiquetas: , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal