jueves, 29 de noviembre de 2007

No hablo con anarquistas

Este Lunes salí de mi casa en Maracay sin estar pendiente de las noticias. Quería hacer un trámite por los lados de la Avenida Las Delicias y ya. Si hubiese sido un dia normal, no tendría nada de particular este artículo. Pero, desde antes y al llegar a mi destino me di cuenta de las fogatas con cauchos, algo a lo cual ya nos quieren acostumbrar los mismos ciudadanos anarquizados de siempre. Mi familia y mis conocidos saben muy bien que no tolero a quienes queman basura y cauchos en la via pública bajo cualquier pretexto. Para mí, estos siniestros personajes cometen tres delitos en uno: 1. Conculcan nuestro derecho a transitar libremente, derecho consagrado constitucionalmente (Artículo 50), 2. Dañan las vías públicas, con la quema de basura y cauchos, quedando las vias resentidas y frágiles y 3. Afectan la salud física y mental no solo de ellos, sino de los demás. Son, pues triplemente delincuentes.

Pues bien, al llegar a mi destino, me dirigí a la Avenida Las Delicias, casi convertida en un polvorín donde lo mismo estaban además de los agentes policiales y quienes "pedían libertad", gentes con curiosidad, algunos periodistas de Televen y algunos niños de la calle a quienes me pareció que alguien convencía de que la protesta era "para el bien de ellos" (¡!). Me topé, en medio de mi arre...pentimiento con un ciudadano a quien le expresé mi molestia por lo que ocurría. Sin embargo, me contestó que "bueno, ante esta situación tan terrible que hay en Venezuela...". No hace falta ser muy inteligente para saber de que mal andaba sufriendo. Entonces, le pregunté: «Bueno, dime algo ¿tú estás de acuerdo con quemar cauchos?». Él trataba de desorientarme con una cháchara que justificara la anarquía hasta que al fin dijo que sí...En ese momento, como me que me invadió algo del espíritu de la Comandante Volcán (la ex-Comandante "Fosforito") o de no se quien, pues "algo" más audaz que yo, me hizo decirle "Entonces, NO HABLO CON ANARQUISTAS".

Por allí se quedó aquel caballero disociado diciendo memeces como: «¿Y que más anarquía que la del Presidente y la situación actual?». No volví la cara, ¿para qué?. Más adelante, estaban con sus pitos, sus banderas, sus atuendos y sus rollos "freudianos" una jauría de ciudadanas y ciudadanos que tal vez estarían mejor haciendo una cola en Maiquetía para escapar de este "infierno comunista", tal como hizo la "Papo" (Patricia Poleo) o que quizá podrían servir de ejemplos (pero no muy buenos) para una consulta psiquiátrica en la mejor clínica. Cosa rara: nadie me dijo nada, ni me agredió. Y pensé que Papá Dios, como en los videojuegos de hoy, me estaba dando vidas extras que no podía malgastar. Por suerte, ni siquera sabía del cobarde asesinato de aquel humilde trabajador de Petrocasa, de lo contrario ni me hubiera atrevido a hablar. Pero así es como hay que hablarles a estas gentes que creen que "un clavo saca a otro clavo" y que cualquier "sacrificio" es útil para salir de la "tiranía". Si la época fuera otra, pedirían impugnar por ilegal el Acta de la Independencia y no sabrían si aceptar el tutelaje español o el gringo. Y es que se mueren, quizá por leer en "HOLA", las últimas declaraciones de un "reyecito" que no debiera estar para mandar a callar a nadie, como dijo un cura de mi parroquia sospechoso de ser "cabeza caliente" y, por tanto, partidario del RRRÉGIMEN. ¡Que honor!.

Cambio individuos con bloqueo mental, realistas y anarquistas por varios de años de paz y prosperidad. ¿Será que alguien me acepta este trueque?.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal