lunes, 18 de diciembre de 2006

Un Aniversario Especial

Después de tanto tiempo sin escribir en este blog, he decidido escribir un artículo cada dos o tres dias. Y hoy tengo una buena excusa para hacerlo, pues hace 20 años me gradué de Ingeniero Electrónico en Comunicaciones en el llamado IUPFAN (hoy conocido como UNEFA). Y más tarde, ingresé en CANTV, a la cual considero la escuela donde aprendí lo que se de mi profesión. Y, exactamente, 10 años después, en esa empresa tuvimos, en nuestra oficina, acceso dedicado a Internet, la Red de Redes, sin necesidad de ir a los costosos cybercafés de ese tiempo como el "Collins" de La Castellana. Y dos años después, ya era habitual que los que trabajábamos en oficinas ya tuvieramos acceso sin necesidad de solicitarlo. Como ingresé en 1988, puedo decir como era la CANTV del Estado y la privada, por dentro, pues como tantos, fui testigo de esos cambios, además de la llegada de la hoy imprescindible telefonía celular.

Pero, antes de 1996, ya teníamos en mi oficina acceso a las Redes informáticas. En 1992, la Unidad para la cual trabajé, necesitaba un acceso para consultar una base de datos de la empresa GTE (ahora, Verizon). Un empleado de GTE, residente en Caracas, llamado Joe Velasquez nos facilitó un modem telefónico externo... ¡de 2,4 Kbps!. Una PC con el ya conocido MS-Windows 3.1 y el software Procomm Plus bajo DOS (hoy de Symantec) y una línea telefónica completaban lo que necesitábamos. Para acceder, el módem marcaba un numero de Caracas, provisto por France Telecomm. Con ese arcaico sistema, pudimos enviar correos a empleados de GTE y hasta por Internet y navegar usando el navegador por texto de UNIX llamado Lynx (Línce, en idioma inglés) hoy desacreditado. Más tarde, nos conectábamos sin marcado a la hoy desaparecida Red Conmutada de Paquetes VENEXPAQ. Allí conocimos, hacia 1994, los hoy desaparecidos BBS (Bulletin Board Systems) como el CANTV BBS, Valencia BBS y Spaceship Earth, entre tantos otros, y conocimos amistades. Allí escribíamos en contra de Don CAP y de San Rafael Caldera, además de tecnología (nuestro tema preferido). Tuvimos acceso a la Red de la Universidad de Los Andes y al desaparecido SAYCIT, siempre por via texto...hast que llegó el primer proveedor de información venezolano, distinto a CANTV: World Telfax Electronics, con su sistema Infoline. Y, por fin, cuando hace 10 años nos hicieron la instalación del acceso mediante red LAN de un punto de Internet gráfico, navegamos por cualquier cantidad de páginas, algunas desaparecidas y otras ya pagas: los sitios Web de El Nacional, El Universal y otros diarios locales venezolanos; una página sobre Juan Luis Guerra creada y mantenida por un amigo alemán; las Web de las televisoras...¡Cuanto no navegamos!.

Nos quejábamos, entonces, de que había proveedores (solo bajo acceso telefónico) que solo se dedicaban al servicio académico y de otros que, cobraban en dólare$$$ (violando la ley) como la difunta CompuServe. En todo caso, se necesitaba tarjeta de crédito. Pero, la aparición de las Bibliotecas Virtuales en el estado Aragua y del proveedor Tutopia, entre otros, popularizaron el acceso a Internet, hasta llegar a los Centros de Navegación y de Telecomunicaciones de hoy. Más de uno, se llevó un buen chasco con Tutopia porque creíamos que era gratuíto...hasta que llegaron las cuentas telefónicas. El acceso a la banda ancha de las empresas de TV por cable y de telefonía fija y celular, con sus distintas variantes, ha llevado a algunas personas a compartir este servicio...por un precio. El alquiler de los celulares, de hace 12 años ya no es el mismo de ahora. Entonces, eran pequeñas empresas en un local que te arrendaban el celular y podías llevártelo para devolverlo después. La anarquía y la falta de consciencia del público, permitieron que la buhonería se apoderara de este negocio, al grado de hoy, cuando (pese a ser ilegal) ha funcionado sin problemas a plena luz del día.

He visto, pues, en estos 20 años, toda una serie de avances inimaginables, excepto para personajes visionarios como el gran científico venezolano Dr. Humberto Fernández Morán, cuyo nombre debería llevar la denominada "Misión Ciencia", como justo homenaje que aún le debemos. En estos 20 años han surgido y desaparecido, muchas más tecnologías en el campo del audio y las telecomunicaciones, que en otras épocas y todo, impulsado por la revolución tecnológica que supuso la aparición de los PCs y las computadoras McIntosh.

Pero, eso sí, antes de cerrar este un tanto largo mensaje, no nos olvidemos que no todo es tecnología digital. Que no se debe perder el contacto real con la gente, pues al fin y al cabo, ella es la que demanda y desarrolla las invenciones. De no ser por la inagotable creatividad humana, ni siquiera podríamos hacer este comentario. Valga este recordatorio, para celebrar aunque sea de manera humilde este aniversario, para mí, muy especial.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal